sinLimites

”La utopia, es como el Horizonte, nunca se alcanza, pero te hace caminar“

En nuestro vivir diario, mantenemos nuestra mirada en modo enfoque, hacia adelante, y muchas veces, a modo de consuelo, hacia atrás.

Aceptamos los limites que nos marcan, y muchas veces, los limites que nuestra propia vista nos marca, confundiendo mirar, con “ver”.

Y así transitamos a través del tiempo, en nuestros propios límites marcados por nuestra propia capacidad de mirar, cercados por nuestras propias limitaciones y cada vez mas limitados por nuestro espacio “mental”.

Empeñados en mirar hacia fuera, vemos lo que nos enseñan, y vivimos lo que nos dejan.

Pero un día en que despertamos del letargo decidimos cambiar nuestra perspectiva, nos movemos de nuestro sitio, decidimos dejar de mirar y empezar a ver, y ese día no miramos ni atrás ni adelante, sino hacia adentro, a nosotros mismos cambiando la vista por visión!

Y ese día descubrimos que no hay límites, que nosotros somos un todo, parte de un Universo propio que se compone de poderosas materias gobernadas no tanto por normas y si por emociones, sentimientos y deseos.

Que una vez liberados de los miedos externos que se encargan de encasillarnos somos capaces de cruzar cualquier límite, porqué en realidad nunca existieron, salvo en los dibujos que otros hicieron por nosotros.

Y una vez cruzas tus límites te sientes capaz de todo, porqué tú, ¡eres todo!

Porqué cruzar los propios límites es atreverse a descubrirse, a ser tú siempre, sin importar lo que opinen, investigarte, retarte, disfrutarte y disfrutar de todo aquello que te haga sentir bien, más allá de los estereotipos marcados por quienes quieren mantenerte bajo control.

No hay mayor crecimiento que el crecimiento interno, porque te convierte en tu dueño, en un ser supremo para ti, que irradia seguridad, optimismo, y sobre todo, capaz de dar a los demás, todo aquello que necesiten.

Cruzar los limites es crear tu propio espacio sin más reglas que las tuyas, buscando incansablemente nuevos caminos, nuevos retos, mayor felicidad, basado en el aprendizaje continuo de tus propias sensaciones.

A partir de ese día tu visión de ti, de la vida, de tu entorno y de tus capacidades abre una dimensión inédita que te relanza al futuro de tus experiencias y te promete un presente continuo basado en el disfrute del YO y el AHORA.

Cruza tus límites, mira dentro de ti y aléjate de los caminos conocidos para adentrarte en los caminos que transitan a través de tus emociones internas.

Descubrirás cosas maravillosas que siempre estuvieron ahí y que solo hacia falta verlas…

“Quien mira hacia fuera sueña, el que mira hacia dentro, despierta y vive el sueño”